La Sierra Andaluza por Navidad … ene 2010

Aunque la primera idea era hacer la Vía de la Plata desde la ciudad en la que actualmente vivo, este segundo plan salió improvisado al ver mi bicicleta equipada en el portal de casa esperando que la sacara a rodar, como hacen los “perrillos” cuando llega su amo.

El tiempo, el mal tiempo me hizo desistir de que emprender el dia 26 de diciembre salir hacia Santiago desde Huelva era algo que me dejaba muchas cosas al azar, demasiadas cosas, por lo que mi desilusión llegaba cada dia que veía llover de aquella manera tan tormentosa. Pero el dia 1 de Enero, como si de una carta a los Reyes Magos se tratase, el Dios Ra, Dios del Sol hizo presencia y dio tregua para que impaciente me vistiera a las 8 de la mañana y rodara desesperadamente antes de que se arrepintiera.

Salí de Huelva dirección Sierra de Aracena y Picos de Aroche, sin tener muy claro donde acabaría el viaje, si tan siquiera duraría dos días, uno de ida y otro de vuelta, porque la suerte no creía que me durara mucho.

Ignorante de mis fuerzas, y de pensar que la lluvia no había hecho estragos en los caminos, me aventuraré a recorrerlos, pero en esta vida todo tiene un tope, un golpe de pedal, hasta el fondo de mis alforjas, que clavadas en el mortero antiguo de arena con agua me hacia rodar con el pie fuera de la cala y avanzar debilitándome…haciéndome consciente de que la buena opción para disfrutar era seguir los caminos asfaltados que tanto temor me dan en España.

Mi primera noche la hice en un cortijo abandonado cerca de Campofrío, puerta de la sierra de Aracena y Picos de Aroche, donde un manantial me abasteció de agua que tanto necesitaba después del duro día.

Arrancada la mañana del dia 2 de Enero, proseguí hacia Aracena, pueblo de adopción de mi amigo y compañero de escalada Mariano, quien me invitó a un gustoso desayuno en el bar de su novia (P´tasca). Con el estomago lleno, no sé si para bien o para mal, proseguí hacia El Real de la Jara, entrada de La Sierra Norte de Sevilla, donde una verde rivera, acondicionada por el ayuntamiento para campistas me hizo de Hotel de las Mil estrellas, no sin antes, saludar a dos alforjeros que se cruzaron en mi camino con rumbo contrario (no estoy sólo, …aun quedamos…).

El día 3, llegué hasta Cazalla de la Sierra, pueblo paterno y lleno de sentimientos de infancia que me hizo recordar los buenos momentos de antaño, donde la única preocupación era si mi madre me regañaría por haberme metido en charcos… si me viera ahora, a mis 37 años, que lleva todo el dia lloviendo se lamentaría y diría su frase típica: “a quien habrá salido este niño”. Por el camino, atravesando el Pantano del Pintado, un conductor de todo-terreno reduce su velocidad hasta compartir la ventanilla del copiloto con mi mirada. En un idioma iberosimil me hacia la misma pregunta una y otra vez, su acompañante me miraba con gestos de sorpresa.. y yo, mas pendiente de no salirme por el terraplen del lado derecho tengo que detenerrme y decirle que se aparte, que me va a arrollar… entonces me doy cuenta que me hablaba en un inglés de libro y me preguntaba si era Aleman… ¿Aleman?, pero si vengo de Huelva ¡¡¡

La casa de mi infancia, hizo de maravilloso hospedaje, donde la ducha la agradecí enormemente…

Salgo el dia 4 temprano, con la intención en mente de cómo se complicará el tiempo. Ya ayer me llovió a mares y el pronóstico no es el mejor, pero…me encanta esto, estoy vivo.

Llego hasta Fuente Obejuna, y me hace recordar aquello que tantas horas nos hacían incapié a los que estudiábamos la olvidada EGB, … esa obra teatral de Lope de Vega… y ya que estábamos aquí ¿Por qué no visitarlo? Claro, que yo no era muy buen estudiante, así que de lo que menos me acordé es del tema de la obra…. Bonito pueblo.

Sigo avanzando contemplando la sierra cordobesa, tan olvidada para muchos y llena de encantos, buscando al mismo tiempo que va cayendo el sol un lugar donde montar mi tienda, maravilloso regalo de mis amigos para mi primer viaje hace unos tres años. Veo un desdoble de carretera, donde el nuevo trayecto olvida a la vegetación aquel tramo asfaltado por donde tantos circularon en tantas ocasiones, y como en otras veces, esos sitios de conglomerados asfalticos, tupidos por una vegetación débil y quebradiza es una buena opción para montar la tienda en días tan húmedos. Allí el agua corre limpiamente y el fango no será compañero.

Día 5, día de Cabalgatas,… que ilusión. Parezco al paso de los pueblos perdidos de Córdoba un Paje camuflado con mis alforjas llenas de Regalos. Los niños desvían la mirada de las carrozas humildes de ayuntamientos sin recursos para verme pasar…. Espero que algunos de estos niños sueñen con que cuando sean mayor hagan algo parecido,… el Planeta Tierra se lo agradecerá, y su percepción de ver la vida será diferente.

Paso por Pozoblanco y recuerdo que allí fue donde murió un torero. Mi sistema emocional Anti-taurino se desvanece al ver su recuerdo,… pero la vida sigue, y mis ruedas también.

Otro tramo de carretera abandonada me hace de solera de mi reducida pero apacible habitación. Menos mal que la lluvia ha cesado y me da cuartel para montar la tienda sin prisas.

Hoy es noche de Reyes…. A mí ya me han traído mi regalo…. Disfrutar los primeros días del año haciendo algo que me llena.

Día 6,… al paso por las aldeas y pueblos veo montones de cajas de juguetes, muñecas, … niños montados en bicicletas a las que algunas les quedan mucho que rodar, otras en cambio, permanecerán olvidadas en algún desván después de su uso esporádico. “suerte amigas”.

Paso por Córdoba, con lluvia sobre mis hombros, pero ya estoy  acostumbrado. Qué verdad es que el cuerpo humano es camaleónico…

Córdoba, ciudad bella Árabe y reina Califal. Competencia de mi hermosa Granada, pero cada cual tuvo su destino.

Día 7. De vuelta a Sevilla. Allí felicitaré a mi familia por el nuevo año, porque sevillano nací. Aunque mi camino pasaba por la puerta de mi casa no tuve más remedio que visitar Mi puente de Triana, con admiración, pues es el mayor emblema de mi ciudad para mi gusto. Ruedo por el centro de Sevilla y la contemplo como turista, a pesar que he vivido desde siempre allí. Tal vez porque la vida se ve de otro modo montado en “una bicicleta”.

 

Mapa de ruta: Enlace: http://maps.google.es/maps?f=d&source=s_d&saddr=Huelva&daddr=A-496+to:A-461%2FAv+de+la+Concha+Espina+to:A-479+to:Carretera+desconocida+to:A-5301%2FAv+de+Sevilla+to:Carretera+desconocida+to:Calle+del+Cipr%C3%A9s+to:A-447+to:38.326575,-4.63623+to:Av+de+Carlos+III+to:Sevilla&hl=es&geocode=FY1_OAIdTfWV_yl3PwAzGNARDTHr9Ge5DcnF2A%3BFQGFPQIdW1GY_w%3BFd4wPwIdzEib_w%3BFb4MQgIdgMGb_w%3BFQZ-QgId3vSg_w%3BFQoQQwIdTAii_w%3BFZKqQwIdpg-l_w%3BFVjHQgIdlBSo_w%3BFSi7RwId5FCt_w%3B%3BFQ5EQgIdYlC3_w%3BFfBpOgId-YCk_ymRYr4UEWwSDTFIVv4cYhjwNA&mra=dpe&mrcr=0&mrsp=9&sz=10&via=1,2,3,4,5,6,7,8,9,10&dirflg=d&sll=38.234944,-4.754333&sspn=0.544735,1.231842&ie=UTF8&ll=37.701207,-5.537109&spn=2.194738,4.927368&z=8

Dime algo....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s